Todos los sistemas estudiados hasta ahora se basan en una serie de indicadores, que se pueden dividir en dos categorías:

1. Parametros relacionados con los animales que miden la capacidad de respuesta y adaptabilidad a entornos específicos.
Por ejemplo: Parametros fisiologicos y comportamentales

2. Parámetros del entorno de la cría y su gestión.
Por ejemplo: el tamaño y las características de las estructuras (suelos, microclima, la limpieza.) Utilizados para la reproducción, la calidad de la camada, el elevado número de grupos de animales.

La cuestión del bienestar animal, en definitiva, es y será cada vez más visto como un componente esencial de un "sistema integrado de calidad de la producción de alimentos de origen animal", que garantizca el consumidor que los productos procedan de granjas que no están contaminando el medio ambiente y donde los animales son criados de acuerdo a criterios que satisfagan las necesidades básicas de cada especie.